Hoteles en Villa de Leyva, Boyacá, Colombia. Directorio en español en villa de leyva hoteles, hostales, posadas por tipos y especialidades, alquiler de casas campestres, cabañas, camping y finca raiz en villa de leyva, excursiones, turismo y deportes extremos en alrededores de villa de leyva, restaurantes, gastronomia, historia, artistas, museos, viñedos y sitios de interes. Villa de Leiva Boyacá, Colombia

El paraíso de las bicicletas tiene nombre, Villa de Leyva

Compartir:

Cada vez es más frecuente encontrar por los encantados y pintorescos caminos veredales de Villa de Leyva la imagen de ciclistas disfrutando de los tradicionales paisajes de esta región.

Y cómo no animarse a montarse sobre dos ruedas y emprender un paseo memorable por el Desierto de la Candelaria donde en la época antigua venían monjes a purificar su alma con ayunos porlongados de varios días en unas cuevas que hoy en día se conservan tal y como fueron en eaquel tiempo y que están al cuidado de la misma comunidad religiosa, donde hay un hotel con todas las comodidades del siglo XXI  para las personas que deseen hacer retiros espirituales.

También puedes pasar por la colorida población de Ráquira, capital nacional de la cerámica, donde también dan cursos para esculpir el barro, de regreso puede hacer una parada en la tranquila población de Tinjacá, donde sus pabladores aseguran tener uno de los mejores climas del mundo ya que en su temperatura normal no hace ni frío ni calor. El recorrido sigue y lleva al ciclista a Sutamarchán, famoso por su festival anual de La Tomatina, una fiesta en la que los tomantes son el motivo principal de la celebración, además posee la fama de tener la mejor longaniza de colombia. De venida el camino lleva al parque Gondava donde donde existen réplicas de dinosurios en su tamaño real ambientados en una geografía muy similar a la de aquella era cretásica, ya para terminar el recorrido cerca a Villa De Leyva el paso es por el museo El Fósil, un especímen de 14 metros de longitud in situ y el Observatorio Muisca -mal llamado el infierto en la época de la conquista-. Así como esta, existen cientos de rutas y combinaciones que llevan al ciclista por parajes en los que es prácticamente imposible no parar a tomarse una foto, un verdadero placer para quienes disfrutan de la naturaleza y buscan alejarse de la multitud. 

No es por antojarlo, pero lo dejamos con una secuencia de fotos de una de estas rodadas de fin de semana en Villa de Leyva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.