Hoteles en Villa de Leyva, Boyacá, Colombia. Directorio en español en villa de leyva hoteles, hostales, posadas por tipos y especialidades, alquiler de casas campestres, cabañas, camping y finca raiz en villa de leyva, excursiones, turismo y deportes extremos en alrededores de villa de leyva, restaurantes, gastronomia, historia, artistas, museos, viñedos y sitios de interes. Villa de Leiva Boyacá, Colombia

Ráquira, destino obligado cuando viene a Villa de Leyva

Publicado:

27 octubre, 2020

Autor:

Guillermo Torres Mojica

Compartir:

Ráquira - Villa de Leyva

Cuando se está de turismo en Villa de Leyva, hay un lugar de obligada visita, la población de Ráquira. Este pueblo ubicado a 28 kilómetros de la Villa que fuera construido sobre el original Muisca, fue re-fundado en 1.604 por los frailes de la Orden Agustinos Recoletos, seguidores de San Agustín de Hipona, quienes, una vez consolidada la fundación se retiraron a unos 7 kilómetros para construir un monasterio en lo que es llamado actualmente el caserío de La Candelaria.

Desde tiempos inmemoriales en la región se ha trabajado la cerámica, fabricada con el barro obtenido de las formaciones geológicas arcillosas que la rodean. De hecho Ráquira, en lengua Muisca está compuesta por dos vocablos, Rua (olla) y Quira (pueblo), es decir pueblo de olleros. 

En tiempos de la colonia, la actividad no se suspendió y la fabricación de ollas y tiestos siguió siendo el eje de la economía del territorio. Este comercio era muy intenso y no solamente continuó en la colonia sino también en la era republicana, consiguiendo sobrevivir en la modernidad contemporánea. A partir del inicio del boom del turismo alrededor de Villa de Leyva, Ráquira comenzó a captar su flujo de turistas, iniciando una dinámica centrada en las artesanías.

Ráquira - Villa de Leyva
Ráquira – Villa de Leyva

No solamente las artesanías locales, con su eje en la cerámica ancestral, sino en la comercialización de todo tipo de artesanías nacionales e internacionales. Paralelamente, las administraciones locales iniciaron la recuperación y restauración de la arquitectura colonial existente (muy poca), continuando con una neocolonial muy interesante. Y en contraposición con Villa de Leyva, caracterizada por el blanco de sus paredes y verde en sus balcones, puertas y ventanas, Ráquira hace la diferencia con fachadas de todos los colores adornadas con pinturas alegóricas a su pasado y su presente. Es una fascinante experiencia recorrer sus calles principales, llenas de color y en sus fachadas colgadas todo tipo de artesanías.

El parque  central, haciendo honor a sus raíces y tradiciones, presenta una exposición de esculturas elaboradas en barro, por los artesanos locales, que describen las costumbres campesinas de sus habitantes. Sobresale una escultura monumental de más de cuatro metros, donde muestra al campesino tradicional cargando loza. También hay otra de tamaño natural, realizada como homenaje a Jorge Veloza, raquireño destacado por la creación de la música “carranguera”, ritmo que se ha convertido en un género musical distintivo del departamento de Boyacá y ampliamente escuchada en todo el país. Venta de artesanías, gastronomía, turismo rural, contemplativo y de aventura, son la apuesta turística  con la que Ráquira se juega su próspero futuro, consiguiendo en especial posesionarse como la Capital Nacional de las Artesanías. Actividad anual destacada, es el Festival de Cargueros cuyo tema principal es el desfile de campesinos grandes y chicos, cargando ollas y tiestos de la manera como se hacía antiguamente. Esta actividad se realiza en el mes de octubre de todos los años

Otro importante atractivo,  es la visita al monasterio de los padres Agustinos Recoletos en La Candelaria. El lugar se hizo célebre porque en sus cuevas aledañas vivieron experiencias místicas varios ermitaños dedicados a la búsqueda de la santidad. Allí los Padres tienen un interesante museo con muestras de arte,  objetos religiosos y antigüedades. En su bella capilla colonial todos los domingos se realiza una misa de sanación a la que asisten propios y extraños. El lugar cuenta con un agradable hotel, donde se realizan también, retiros espirituales con cierta frecuencia. Con todo lo anterior, es imposible, cuando se visita a Villa de Leyva, dejar de ir a esta bella población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.